Archivos Mensuales: octubre 2013

Castañas, castañas (canción)

Estándar

Cuando me levanto “pa” desayunar,

Mi mamá me pone zumo de “granás”

Nueces, mandarinas, manzanas “asas”

Frutos del otoño debemos tomar.

QUE RICAS SON LAS CASTAÑAS

NOS ENCANTAN BIEN “ASÁS”

EN OTOÑO LAS COMEMOS

SIN PARAR (palmas) SIN PARAR (palmas)

SIN PARARNOSLO A PENSAR (Bis)

32525288252529

En Otoño llueve, las hojas se caen,

Las setas ya salen, los erizos caen.

Hay muchas castañas que hay que recoger

Coge tu paraguas y sal a correr.

El Elefantito

Estándar

El elefante lloraba

porque no quería dormir.

Duerme elefantito mío

que la luna te va a oír.

Papá elefante está cerca

se oye en el campo mugir.

Duerme elefantito mío

que la luna te va a oír.

El elefante lloraba

con un aire de infeliz

y alzaba su trompa al viento.

Parecía que la luna

le limpiaba la nariz

DSCN3657

CANCIÓN DEL ELEFANTITO DE CANDELA.

¡DE NUEVO, EL HUERTO!

Estándar

De nuevo hemos comenzado este año a cultivar el huerto. Nos ha ayudado Santi, nuestro conserje, y los niños y niñas protagonistas de la semana. Como los “peques” de tres años se estrenan, hemos querido que pasen,también, todos a sembrar, así es que aquí os los mostramos. Los que faltan es porque prefirieron seguir jugando y lo dejaron para otro día. Esta vez se han sembrado lechugas, coliflores y acelgas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

LA PRINCESA MARTINA

Estándar

Este es uno de los poemas escritos por Paula y su mamá para el libro viajero de cuatro años, dedicado a la poesía. Se pueden disfrutar de las imágenes de todos los libros viajeros de los diferentes cursos en nuestra página del blog: “Trabajo con mis manos.” Esta página se va actualizando con los trabajos que se van haciendo semanalmente.

DSCN3621 (480x640)

POEMA ESCRITO POR PAULA Y SU MAMÁ ( 4 AÑOS) PARA EL LIBRO VIAJERO.

Los niños son lo que escuchan

Estándar

Los niños y niñas de pequeña edad creen fielmente en nosotros, los educadores y los padres. Cuando les decimos que son buenos, listos, educados, cariñosos, y divertidos se convierten mágicamente en eso que nosotros decimos que son, aunque los resultados se vean a más largo plazo. Sin embargo, cuando constantemente emitimos mensajes negativos: “Eres terrible, un trasto, horroroso, no paras, malísimo”. Y estos comentarios se repiten en sus oídos una y otra vez por parte de abuelos, padres, y al final de los profesores…Es difícil quitarse ese rol de encima.

gritos

A todos nos pasa…hay que estar alerta. Las etiquetas dañan a las personas, pero en especial a los niños. Niños y niñas llenos de virtudes que tendremos que potenciar, por encima de sus discapacidades. Hay que intentarlo. Antes de colgar una etiqueta negativa, contemos hasta diez.Quitarlas es tan difícil como  sacar una mancha del corazón, sobre todo cuando ya está  reseca por los años…